Isolux, uno de los mayores concursos de acreedores de España

Isolux, con una deuda de 1.670 millones de euros, se ha sumado hoy a la lista de compañías, principalmente inmobiliarias, que se han visto abocadas al concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) en España desde el inicio de la crisis.

Isolux, uno de los mayores concursos de acreedores de España

El concurso de Isolux es uno de los mayores tras los de Martinsa Fadesa, Reyal Urbis, la inmobiliaria Habitat o la promotora Sacresa.

En julio del año 2008 llegaba el primero de los grandes concursos de acreedores de España durante la crisis. La inmobiliaria Martinsa Fadesa, una de las más importantes del sector, presentaba un concurso voluntario de acreedores al no poder hacer frente a la deuda contraída con 45 entidades financieras por un valor que asciende a unos 5.100 millones.

En noviembre de ese mismo año, solicitaba el concurso voluntario la inmobiliaria Habitat, con unas deudas de 2.300 millones de euros.

Unos meses después, en julio de 2009, la promotora inmobiliaria Aifos, con importantes negocios en la Costa del Sol, entró en concurso voluntario de acreedores al tener un pasivo superior a los 1.000 millones. Cinco años más tarde, en octubre de 2014, la promotora entró en fase de liquidación.

En junio de 2010, la promotora Sacresa, controlada por la familia Sanahuja, presentaba concurso de acreedores con una deuda de 1.800 millones de euros. Dos años más tarde, cuatro de las cinco juntas de acreedores del concurso de las empresas integradas en el grupo inmobiliario aprobaron los convenios que contemplaban un plan de viabilidad, con lo que la promotora catalana logró mantener su actividad y los puestos de trabajo.

Tras el verano de 2010, la inmobiliaria Noriega, filial del grupo Sánchez-Ramade, ante la falta de acuerdo con la banca para refinanciar su deuda, presentó concurso voluntario de acreedores.El montante de la deuda ascendió a 1.162 millones de euros. En diciembre de ese año, la compañía, sus trabajadores y la administración concursal acordaron un ERE para 120 empleados.

En mayo de 2011, el Juzgado de lo Mercantil de Madrid acuerda la apertura de la fase de liquidación y declaraba disuelta la sociedad Nueva Rumasa, que a principios de año había solicitado el concurso de acreedores para todas sus compañías, entre ellas Dhul, Clesa, Carcesa, Elgorriaga o Cacaolat.

El caso sigue abierto en los tribunales y recientemente el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata decidió abrir juicio oral por los delitos de estafa agravada, blanqueo de capitales, alzamiento de bienes y contra la hacienda pública.

Año y medio después, en octubre de 2012, los juzgados de lo Mercantil de Madrid número 5 y número 8 declararon en concurso de acreedores a las sociedades Mag Import y Alteco Gestión, controladas por la familia valenciana Soler y el empresario Joaquín Rivero, con un pasivo de 773,4 y 1.648 millones, respectivamente (2.421,4 millones de forma conjunta).

El Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid declara, en marzo de 2013, en concurso voluntario de acreedores a la inmobiliaria Reyal Urbis, que entonces declaró un pasivo de 4.345,4 millones y un activo de 2.621,3 millones, lo que arrojaba un déficit patrimonial de 1.724 millones. La compañía se liquidará después de que este mes de junio la mayoría de sus acreedores rechazase la propuesta de convenio presentada por la inmobiliaria.

El Grupo Pescanova solicitaba el concurso de acreedores en abril de 2013, con un agujero patrimonial que la auditora Deloitte cuantificó en 1.667 millones. En mayo de 2015, las diez filiales de Pescanova en situación concursal evitaron la liquidación después de que la mayoría de los acreedores dieran el visto bueno a la propuesta de convenio planteada por la banca. Después en septiembre, la junta de accionistas dio luz verde a la Nueva Pescanova.

Fagor Electrodomésticos presentaba su concurso voluntario de acreedores con una deuda de más de 800 millones de euros en noviembre de ese mismo año. En julio de 2014, la empresa Cata, del grupo catalán CNA, se hizo con todos los activos productivos de Fagor: su principal planta, en Arrasate (Guipúzcoa), retomó la producción el 13 de noviembre, un año después de presentarse el concurso. Pero este mes de junio ha presentado preconcurso de acreedores en los juzgados de San Sebastián, con una deuda de casi cien millones de euros, la compañía Edesa Industrial, fabricante de electrodomésticos de la marca Fagor.

Liquidación de Banco Madrid

En el sector bancario, en marzo de 2015, el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid declaró en concurso de acreedores voluntario al Banco Madrid y decretó el inicio de su liquidación. El banco llegó a esta situación por el deterioro sufrido tras ser intervenido por el Banco de España por un presunto blanqueo de dinero.

En noviembre de ese mismo año, Abengoa solicitó preconcurso de acreedores al deshacerse el acuerdo con el grupo Gonvarri para entrar en su capital. La compañía sevillana, a la que la CNMV había suspendido su cotización el día anterior, arrojaba una deuda neta de 6.300 millones de euros y bruta de 8.900 millones de euros.

Un año después, el grupo energético y tecnológico recibió el visto bueno de sus accionistas a su plan de salvamento, con lo que esquivó la amenaza de quiebra con la que ha convivido durante doce meses.

Isolux ha sido el último en sumarse a esta fatídica lista. Después de perder 1.332 millones en 2016 y haberse visto abocado a llevar a cabo saneamientos y ajustes de valor por 2.853 millones, Isolux ha entrado en concurso de acreedores con unas deudas cercanas a los 1.700 millones.

Fuente: Expansion.com

1
SOUM Noticias

Sobre SOUM Noticias

En SOUM Abogados leemos y recopilamos todas las noticias de interés sobre Concursos de Acreedores publicadas en los principales medios de comunicación, poniéndolas a tu disposición en esta sección.

    Quizás también te interese...